Todo partio con un carrito de completos


El caso de Matías Undurraga y Rodrigo Alvarez

"Gran inspiración de Undurraga fue el célebre libro El Arte de la Guerra de Sun Tzu. La inteligencia y el trabajo les permiten dar 10 almuerzos al día."

Cuando era un estudiante de ingeniería comercial, un profesor le pasó a Matías Undurraga el milenario Arte de la Guerra de Sun Tzu. Hoy en día, el ahora emprendedor y dueño de FOOD SOLUTION aún aplica los principios de ese libro.
"No creo que los negocios sean una guerra en sí, pero uno puede transpolar conceptos. Por ejemplo cuendo dice que más vale a veces dejar una batalla para ganar la guerra. Nosol¡tros muchas veces tenemos negociaciones con proveedores en que pedimos un precio, si dicen que no, uno acepta y el proveedor sigue siendo tu aliado y es probable que después, en una futura negociación, te vaya mejor."
Su socio y director comercial, Rodrigo Álvarez, añade qye su bien para lograr el éxito es importante no rendirse, "hay que saber cuándo parar. Una cosa es perseverancia y ora es tontería. Hay que saber qué las batallas ganar y cuáles perde. Las cosas usualmente no son azarosas, llegan por la preparación y el trabajo día a día". Una de sus máximas es "mientras más trabajo, más suerte tengo" alguien que trabaja muchas horas tiene más posibilidades de encontrar oportunidades durante el día.
Undurraga, de solo 27 años de edad, inició su compañia hace seis años cuando aún estudiaba en la Universidad Adolfo Ibáñez.
"No había mucho que comer y me instalé con un carrito de hotdogs como el que uno ve en las películas de Nueva York". Un tío lo ayudó con la inversión inicial de 10 millones, y los carritos aumentarin. Gran parte de las utilidades se reinvirtierón y el negocio se amplio a otras universidades, y luego a la concesión de casinos y cafeterías, especialmente en el canal de educación superior. Actualmente dan diez mil almuerzos al día, aparte de otro tipo de productos como sándwiches, hotdogs, wraps, snacks, que suman unas cinco mil unidades diarias. Se calcula que este año la compañia tendrá ventas de cerca de US$10 millones. En los proximos años planean triplicar la compañía abriendo más locales, cubriendo áreas donde aún no participan.
Segun Undurraga, la fórmula para que sus clientes vuelvan es tener muy buen equipo de trabajo en el local y una mano muy buena para cocinar. "Nuestra comida tiene un sabor más hogareño que el industrial de las grandes compañías. En vez de usar salsa blanca, por ejemplo. En vez de evitar aliños, nosotros usamos todo tipo de aliños". Esta reseta oasa a ser un costo oculto porque se gana preferencia del cliente.
Él mismo como todos los días en alguno de los locales administrados por Food Solution, para asegurar que la comida siga siendo casera. Alvarez dice:"Este trabajo esta basado en do dejar cosas al azar. Es un negocio lleno de detalles que requieren una supervisión constante."


   Volver a la sección de noticias